Enigma de las rocas

Sendero de carboneros.

A través de los senderos ocultos de la ciénaga encontramos un lugar misterioso y encantador, donde se revela la flora y la fauna autóctona de la zona. A este hermoso lugar llegamos guíados por las personas nativas que se conocen todos los secretos de la localidad. Los caprichos de la naturaleza y el paso del tiempo han dado lugar a la formación de cenotes, cuevas y cavernas llenas de agua que impresionan al visitante. Las fallas geológicas también han combinado sus figuras con la fauna del lugar para entregar formas que invitan a la imagninación.

El recorrido y el terreno es rústico y accidentado por lo que le recomendamos tener mucho cuidado durante su visita ya que esta lleno de piedras y raices. Una vez en el sitio principal se puede apreciar una gruta principal inundada por un agua helada. Hay estalactitas y estalagmitas que se han ido formados durante cientos de años así como rocas de gran tamaño. Al salir de este espacio verá el cenote de aguas cristalinas, en este lugar se puede nadar y el agua no es muy profunda en algunas partes tiene hasta unos 2 mts de profundidad pero hay bóvedas donde es mas profundo de tal forma que el recorrido tendría que completarse buceando.